Buresinnova » Cubiertas vegetales

Desarrollamos proyectos que incorporan la vegetación en la arquitectura. Mejoramos la calidad de vida en nuestras ciudades.

Buresinnova - Cubiertas Vegetales

Buresinnova ha desarrollado sistemas propios de cubiertas vegetales que incorporan técnicas de construcción y gestión sostenibles.

Las cubiertas vegetales (también denominadas techos verdes, azoteas verdes o cubiertas ajardinadas) son sistemas desarrollados para favorecer la vida vegetal en la parte superior de las cubiertas. Estos sistemas, además de proteger la impermeabilización aportan una amplia gama de beneficios estéticos y ecológicos.

Las cubiertas ajardinadas se suelen dividir en dos categorías:

Cubiertas extensivas o ecológicas

Normalmente tienen un grosor de sustrato inferior a 15 cm y están diseñados para permitir el desarrollo de especies vegetales de pocas necesidades de agua. Suelen ser no transitables y su mantenimiento es bajo. Las cubiertas ecológicas Buresinnova incorporan elementos reciclados tanto en los sistemas de drenaje como en los sustratos, habiendo desarrollado en sus instalaciones de I+D+i numerosos ensayos para determinar los materiales más adecuados para una construcción sostenible. Los sistemas extensivos Buresinnova incorporan el sustrato Buresinnova e10 a base de productos 100 por 100 reciclados.

Cubiertas intensivas

El grosor del sustrato es mayor, por lo que el desarrollo de un amplio espectro de especies vegetales; habitualmente son transitables, incorporan riego y su mantenimiento es superior al de las cubiertas extensivas. Los sistemas intensivos Buresinnova incorporan en su diseño y construcción las técnicas de la XEROJARDINERÍA©.

Las cubiertas vegetales BURESINNOVA no son un sistema más, aportan una nueva filosofía para entender la nueva ciudad.

Beneficios de las cubiertas vegetales:

Ambientales
  • Mitigación del efecto “isla de calor” urbano, reducción del calentamiento.
  • Sistema captador y regulador del agua de lluvia. Reducción de la escorrentía de agua durante las tormentas.
  • Amortiguación del ruido. Aislamiento acústico.
  • Aumentan la biodiversidad en ciudades, establecimiento de hábitats de fauna.
  • Herramienta para secuestrar carbono.
  • Fijación de gases contaminantes (NOX, SO2), por lo que mejora la calidad del aire.
Económicos
  • Ahorro energético.
  • Aislamiento térmico.
  • Protección de la estructura del edificio.
  • Créditos LEED.
Sociales y estéticos
  • Mejor aspecto de las cubiertas.
  • Beneficios psicológicos de la observación de la naturaleza. Fomentan la relajación y mejoran la convivencia.
  • Aumento de la superficie útil ajardinada.
  • Mejora de la sensibilidad ambiental en la población.